Centro de Excelencia para la Reducción de la Oferta de Drogas Ilícitas - CdE

Nuevas Sustancias Psicoactivas y Sistemas de Alerta Temprana

Publicado en octubre de 2022

Contextualización del tema.

Las nuevas sustancias psicoactivas, más conocidas por el acrónimo NPS (Nuevas Sustancias Psicoactivas), comprenden un grupo extenso y complejo de sustancias a menudo conocidas como drogas de diseño, drogas sintéticas, euforizantes legales o “drogas legales” (LUETHI y LIECHTI, 2020) (PEACOCK, 2019).et al., 3,4). La mayoría de estas drogas están representadas por sustancias análogas o miméticas a las drogas clásicas, como la metanfetamina, la 9-metilendioximetanfetamina (MDMA – éxtasis) y el ∆2016-tetrahidrocannabinol (THC – marihuana) (SOUSSAN y KJELLGREN, 2010). Por sus características, como el número de compuestos existentes, la naturaleza química y la composición, las NSP representan un gran desafío para los sistemas de salud y las políticas de control de drogas, siendo consideradas una epidemia mundial creciente (GRIFFITHS et al., 2020) (LUETHI). LIECHTI, XNUMX).

El EMCDDA (European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction) clasifica las NSP como sustancias de abuso en forma pura o producto de una mezcla, y no están bajo el control de la legislación internacional, como la Convención Única sobre Estupefacientes (1961) y el Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas (1971) (CENTRO EUROPEO DE MONITOREO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS, 2019). El surgimiento y consecuente consumo de NSP ha sido una tendencia mundial creciente, constituyendo un gran desafío para los gobiernos. Al tratarse de un fenómeno relativamente reciente y muy dinámico, la información sobre los efectos y perjuicios para los usuarios es limitada. También destaca la difusión y facilidad de acceso a las redes informáticas, donde la adquisición de NPS es muy ágil y conlleva pocos riesgos (HAGAN y SMITH, 2017) (WELTER-LUEDEKE y MAURER, 2016).

Las NSP constituyen un grupo heterogéneo de sustancias y sus principales representantes son: cannabinoides sintéticos, catinonas sintéticas, triptaminas, piperazinas y fenetilaminas. En 2015, el informe de la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) presentó un total de 541 NSP identificadas y reportadas, con los cannabinoides sintéticos en primer lugar, que corresponden al 39% de los productos reportados, seguidos de las fenetilamilas (18%) y catinonas sintéticas (15%). Más recientemente, al observar los datos hasta diciembre de 2020, los gobiernos, los laboratorios y las organizaciones asociadas de UNODC Early Warning Advisory (EWA) o Early Warning System (SAR) informaron 1047 sustancias clasificadas como NPS. A diferencia del informe presentado en 2015, la mayoría de las sustancias reportadas fueron clasificadas como estimulantes (36 %), seguidas de los cannabinoides sintéticos (29 %), como se muestra en la Figura 1 (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2021).

Nuevas sustancias psicoactivas sintéticas, clasificadas por sus efectos en el cuerpo humano (hasta diciembre de 2020)

  • Estimulantes
  • Agonistas sintéticos de los receptores de cannabinoides
  • alucinógenos clásicos
  • opioides
  • Otros
  • Sedantes e hipnóticos
  • Disociativo

Fuente: Adaptado de UNODC Aviso de alerta temprana sobre nuevas sustancias psicoactivas, 2021. Consultado el: 15 de abril. 2021.

Es importante mencionar que la aparición de nuevas sustancias en mercados ilícitos que aún no estaban controlados por la legislación nacional (uno o más países) e internacional, con su posterior adecuación legal, no es inédita. Lo novedoso es la dinámica de las NSP que ha vivido el mundo en los últimos años, fruto del aprovechamiento del crecimiento de la capacidad de producción de estas sustancias en los países del norte de Europa, China e India, así como de la globalización de las transacciones comerciales y las ventas. a través de Internet (BRANDT et al., 2014).

A finales de 2020, el EMCDDA supervisó alrededor de 830 nuevas sustancias psicoactivas, de las cuales 46 se notificaron por primera vez en Europa en 2020. Esto representa una disminución considerable en comparación con las 100 NSP introducidas en el mercado europeo por año entre 2014 y 2015. 2021 — lo que puede considerarse un resultado positivo de las estrategias adoptadas para el control de las NSP (EUROPEAN MONITORING CENTER FOR DROGS AND DRUG ADICTION, XNUMX).

El uso de NSP a menudo se asocia con problemas de salud, con informes de usuarios hospitalizados que sufren intoxicaciones graves. Los datos de seguridad sobre la toxicidad y el potencial carcinogénico de muchas NSP no están disponibles o son muy limitados, y aún se desconoce la información sobre los efectos adversos o los riesgos a largo plazo. El advenimiento del uso creciente de NSP puede traer, además de los efectos clínicos agudos, como intoxicaciones, también la aparición de enfermedades transmitidas por vía intravenosa, ya que la administración de varias NSP se produce por esta vía (RÁCZ et al., 2016). ).

La pureza y la composición de los productos que contienen NPS a menudo se desconocen, lo que pone a los usuarios en alto riesgo, como lo demuestran los ingresos hospitalarios de emergencia y las muertes asociadas. Para el 2020, más de 60 países han implementado respuestas legales con el objetivo de controlar las NSP, muchos han actualizado la legislación vigente, mientras que otros han utilizado instrumentos legales innovadores. Varios países, donde surgieron rápidamente grandes cantidades de NSP, han adoptado controles sobre grupos completos de estas sustancias, utilizando un enfoque genérico, que evita que pequeños cambios moleculares eludan las prohibiciones. Otros países han introducido legislación similar que invoca el principio de “similitud química” a una sustancia ya controlada, sin necesidad de especificar el nombre de la molécula en la legislación (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2016b).

En definitiva, es incuestionable la necesidad de aumentar el conocimiento sobre la producción y los riesgos potenciales asociados a las NSP que permitan identificar áreas de intervención y focos para el desarrollo de estrategias preventivas. La implementación de SAR permite una respuesta más rápida y asertiva a las nuevas amenazas que involucran NPS. Un SAR se define como una red interinstitucional y multidisciplinaria integrada por varios actores que generan e intercambian información con el objetivo de: a) la detección temprana de eventos que pueden generar amenazas a la salud pública derivadas de la aparición de NSP; b) verificación de riesgos relacionados con la presencia de estas sustancias; yc) la necesidad de alertas tempranas para dar como resultado respuestas rápidas y efectivas contra los riesgos potenciales identificados por NPS.

Los SAR involucran no solo a las instituciones de aplicación de la ley y de salud, sino también, de fundamental importancia, a las universidades y entidades de investigación no gubernamentales que desarrollan una base de datos para el intercambio de información sobre métodos analíticos para identificar y difundir información sobre NSP. En este sentido, la creación de un sistema nacional de alerta rápida se muestra como una estrategia relevante para que los países avancen en la prevención del creciente número de nuevas sustancias y sus potenciales daños a la salud.

Sistemas de alerta rápida

Los SAR identificados para el desarrollo de este capítulo generalmente siguen una metodología de construcción común, que se desarrolló en los pasos que se describen a continuación:

  • Normativa: prestar apoyo técnico para la formulación de resoluciones, así como de ordenanzas y demás actos resultantes de la creación de la RAE;
  • Fomentando una Red Interinstitucional: articulación entre los diferentes actores clave en el proceso de creación y mantenimiento
    de la RAE;
  • Diseminación: producción, validación y análisis de datos, así como la difusión de información a través de informes periódicos.

Se seleccionaron las principales estrategias y mejores prácticas de SAR disponibles a nivel internacional, mediante búsqueda bibliográfica y/o contacto directo con instituciones que han implementado sistemas similares alrededor del mundo.

Metodología y descripción de experiencias

Global

En el marco de las convenciones sobre drogas de las Naciones Unidas (ONU), en 2008 se creó el Programa Global de Monitoreo de Sintéticos (SMART) con el objetivo de ayudar a los Estados Miembros en la identificación y reporte de NSP. El programa SMART funciona como un repositorio mundial de información sobre NSP, lo que contribuye a una mejor comprensión de las drogas sintéticas, las tendencias y patrones de distribución y uso, y el daño asociado con estas sustancias, además de proporcionar una plataforma para la prestación de asistencia técnica. Los Estados Miembros para mejorar las capacidades de los países para generar datos y análisis sobre drogas sintéticas (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LAS DROGAS Y EL DELITO, 2020). El programa SMART opera desde la oficina de Viena y cuenta con equipos en Asia (Tailandia) y América (Panamá).

Además de SMART, UNODC lanzó, en 2013, un SAR global (–EWA) como respuesta a la emergencia global de NSP. EWA tiene como objetivo monitorear, analizar e informar tendencias en NPS para ayudar a implementar respuestas de políticas públicas basadas en evidencia. Además, también actúa como repositorio de información y datos sobre estas sustancias, a través de su plataforma denominada Tox-Portal. Este sistema fue desarrollado en colaboración con la Asociación Internacional de Toxicólogos Forenses (TIAFT), que recopila datos toxicológicos y de salud relacionados con el uso de NPS. EWA es administrado por el programa SMART y tiene como objetivo mejorar la capacidad de los Estados miembros para generar, administrar, analizar y reportar información sobre drogas sintéticas.

La información de SAR sobre incautaciones de drogas, así como las identificaciones de drogas en fluidos biológicos, permiten una descripción más completa de las NSP, lo que hace que las amenazas para la salud sean más accesibles. Para ayudar en esta labor, la UNODC brinda asistencia en las áreas de garantía de calidad a los laboratorios forenses, provisión de manuales y directrices, kits y dispositivos portátiles de detección de drogas y precursores, así como capacitación en el laboratorio de la UNODC en Viena y en el campo (UNITED OFICINA DE LAS NACIONES CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2020).

América do Norte

EE. UU. cuenta con el Sistema Nacional de Alerta Temprana de Drogas (NDEWS) (NATIONAL DRUG EARLY WARNING SYSTEM, 2021) con el apoyo del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) desde 2014, que funciona como un SAR. El NDEWS cuenta con el respaldo de una red de monitoreo temprano (Early Warning Network - EWN) compuesta por 18 sitios centinela que brindan rápidamente información de vigilancia de NPS a todas las agencias asociadas en el sistema. La figura 2 enumera las instituciones que participan en la EWN.

Metodología y descripción de experiencias

Global

En el marco de las convenciones sobre drogas de las Naciones Unidas (ONU), en 2008 se creó el Programa Global de Monitoreo de Sintéticos (SMART) con el objetivo de ayudar a los Estados Miembros en la identificación y reporte de NSP. El programa SMART funciona como un repositorio mundial de información sobre NSP, lo que contribuye a una mejor comprensión de las drogas sintéticas, las tendencias y patrones de distribución y uso, y el daño asociado con estas sustancias, además de proporcionar una plataforma para la prestación de asistencia técnica. Los Estados Miembros para mejorar las capacidades de los países para generar datos y análisis sobre drogas sintéticas (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LAS DROGAS Y EL DELITO, 2020). El programa SMART opera desde la oficina de Viena y cuenta con equipos en Asia (Tailandia) y América (Panamá).

Además de SMART, UNODC lanzó, en 2013, un SAR global (–EWA) como respuesta a la emergencia global de NSP. EWA tiene como objetivo monitorear, analizar e informar tendencias en NPS para ayudar a implementar respuestas de políticas públicas basadas en evidencia. Además, también actúa como repositorio de información y datos sobre estas sustancias, a través de su plataforma denominada Tox-Portal. Este sistema fue desarrollado en colaboración con la Asociación Internacional de Toxicólogos Forenses (TIAFT), que recopila datos toxicológicos y de salud relacionados con el uso de NPS. EWA es administrado por el programa SMART y tiene como objetivo mejorar la capacidad de los Estados miembros para generar, administrar, analizar y reportar información sobre drogas sintéticas.

La información de SAR sobre incautaciones de drogas, así como las identificaciones de drogas en fluidos biológicos, permiten una descripción más completa de las NSP, lo que hace que las amenazas para la salud sean más accesibles. Para ayudar en esta labor, la UNODC brinda asistencia en las áreas de garantía de calidad a los laboratorios forenses, provisión de manuales y directrices, kits y dispositivos portátiles de detección de drogas y precursores, así como capacitación en el laboratorio de la UNODC en Viena y en el campo (UNITED OFICINA DE LAS NACIONES CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2020).

América do Norte

EE. UU. cuenta con el Sistema Nacional de Alerta Temprana de Drogas (NDEWS) (NATIONAL DRUG EARLY WARNING SYSTEM, 2021) con el apoyo del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) desde 2014, que funciona como un SAR. El NDEWS cuenta con el respaldo de una red de monitoreo temprano (Early Warning Network - EWN) compuesta por 18 sitios centinela que brindan rápidamente información de vigilancia de NPS a todas las agencias asociadas en el sistema. La figura 2 enumera las instituciones que participan en la EWN.

Ubicación geográfica de los sitios centinela que conforman la red de alerta temprana de los Estados Unidos de América y las respectivas instituciones

Fuente: Adaptado de ENDEO. Consultado el: 10 dic. 2021.
*La institución centinela de Minneapolis aún no se ha definido.

La información generada por EWN es analizada principalmente por investigadores del Centro de Investigación de Abuso de Sustancias de la Universidad de Maryland. Después del análisis, los datos van al Centro de Coordinación, compuesto por científicos de las universidades de Florida, Nueva York y la Universidad Atlántica de Florida, con la cooperación de NIDA. A través del segundo análisis, el NDEWS incorpora monitoreo en tiempo real para la detección temprana de signos de posibles epidemias de drogas, utilizando métodos de vigilancia modernos para recopilar y difundir datos rápidamente. Un Grupo Asesor Científico, formado por 12 científicos estadounidenses y 5 expertos de la DEA (Administración de Control de Drogas de EE. UU.), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Oficina Nacional de Política y Control de Drogas (ONDCP - Office of National Drug Política de Control) orientan la gestión del NDEWS (SISTEMA NACIONAL DE ALERTA TEMPRANA DE DROGAS, 2021).

De manera innovadora, el SAR en EE. UU. continúa expandiéndose, combinando mejoras en las estrategias de análisis en la identificación de NPS por los recursos tradicionales (por ejemplo, laboratorios forenses, salas de emergencia), y también con métodos de vigilancia de estas sustancias a través de técnicas mecánicas en línea. e investigación y aprendizaje del mercado de drogas en las redes sociales (COTTLER et al., 2020). Cada sitio centinela monitorea las drogas emergentes y los cambios en los patrones de uso utilizando datos sobre muertes por sobredosis, admisiones a tratamiento, admisiones hospitalarias, búsquedas en centros de envenenamiento e incautaciones (SISTEMA NACIONAL DE ALERTA TEMPRANA DE DROGAS, 2020). Al analizar este escenario en constante evolución, se puede ver que, si bien los seguimientos tradicionales para el monitoreo de sustancias psicoactivas son útiles como estimaciones nacionales para observar el uso de drogas y las consecuencias asociadas, un sistema nacional es esencial para detectar las tendencias de riesgo, a medida que aparecen (COTTLER et al. al., 2020).

Una vez que se identifican los medicamentos específicos, los investigadores estudian los aspectos farmacológicos y toxicológicos. Varios laboratorios patrocinados por NIDA y DEA ya están establecidos para llevar a cabo investigaciones de laboratorio. Las estrategias más efectivas para alertar y educar a la población sobre los peligros de las NPS son la provisión de datos científicos confiables en NPS y sitios web informativos, como los patrocinados por NIDA y NDEWS (BAUMANN y VOLKOW, 2016).

Canadá, por otro lado, tiene un sistema de alerta temprana en forma de red de monitoreo, llamada Red de Epidemiología de la Comunidad Canadiense sobre el Uso de Drogas (CCENDU), creada en 1995. una red nacional de socios comunitarios que informa sobre las tendencias emergentes en el uso de drogas. y riesgos asociados. CCENDU cuenta con la asistencia del Centro Canadiense sobre el Uso de Sustancias y la Adicción (CCSA) en la coordinación de las instituciones asociadas y la emisión de alertas e información a la comunidad sobre los problemas locales relacionados con las drogas. Cada socio ubicado en las diferentes provincias se une a la red de forma voluntaria.

Las instituciones locales recopilan información cuantitativa y cualitativa sobre el uso y daño relacionado con las sustancias psicoactivas y pasan esta información a CCENDU, que analiza los riesgos a nivel nacional. Cada provincia canadiense cuenta con una institución encargada de recopilar y enviar información al CENDU, principalmente en las áreas de salud y asistencia. Si es necesario, se emite una alerta a las fuerzas policiales, los sistemas de salud, las instituciones de atención y la propia comunidad de usuarios de drogas (CANADIAN CENTER ON SUBSTANCE USE AND ADICTION, 2021).

A diferencia de los SAR que tienen una estructura formal de acción, con actores definidos por legislación, el sistema canadiense tiene una reducida capacidad de seguimiento, a nivel regional, y depende de la fortaleza y desempeño de las instituciones de cada provincia. Además, al no tener una estructura formal, se debilita el vínculo con los procesos, dependiendo de acciones voluntarias. Por otro lado, el trabajo en red puede ayudar a profundizar las alianzas entre instituciones regionales y nacionales que, de acuerdo con la adherencia y el funcionamiento efectivo, ayudarán a aumentar la capacidad de identificar nuevas sustancias y tendencias en el uso de NSP.

América Latina

En los últimos años, ha habido un aumento significativo en el número de alertas de NPS en la región de América Latina. Entre 2019 y 2020, 68 sustancias fueron detectadas y reportadas a UNODC por 11 países de América Latina, siendo Brasil el principal en reportar NSP (36 sustancias), seguido de Chile, Colombia, Argentina y Uruguay (24, 16, 12 y 6). sustancias, respectivamente). Los estimulantes y los cannabinoides sintéticos fueron los grupos con mayor presencia en América Latina y el Caribe en los últimos dos años, como se muestra en la siguiente figura.

Nuevas sustancias psicoactivas reportadas a UNODC en América Latina y el Caribe, clasificadas por sus efectos en el cuerpo humano, 2019-2020

  • Estimulantes
  • cannabinoides sintéticos
  • alucinógenos clásicos
  • Disociativo
  • sedantes hipnóticos
  • opioides sintéticos

*Los datos de 2020 no están completos y pueden cambiar.
Fuente: Adaptado de Boletín Global SMART para América Latina y el Caribe.
Acceso el: 10 dic. 2021.

Desde 2011, la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), a través del Observatorio Interamericano sobre Drogas (OID) y la Estrategia Hemisférica sobre Drogas, ha advertido que los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) deben comenzar a prestar la debida atención a la vigilancia de las drogas sintéticas. Como una forma de responder a la creciente amenaza de las NSP, la CICAD/OID estableció, en 2019, el Sistema de Alerta Rápida para las Américas (SATA). Con el objetivo de recopilar información a nivel regional, SATA recopila datos de SAR ya implementados en la región, además de alertas emitidas por países donde los sistemas aún no están completamente implementados. La información recopilada hasta el momento muestra que las NSP se han vuelto prevalentes en América Latina y el Caribe, requiriendo monitoreo y vigilancia de la misma manera que las drogas más convencionales como la marihuana y la cocaína (COMISIÓN INTERAMERICANA PARA EL CONTROL DEL ABUSO DE DROGAS, 2020).

En América Latina y en otros países de habla hispana, puede encontrar el término SAT (Sistemas de Alerta Temprana) para describir un SAR. Los primeros sistemas creados se enumeran a continuación y se describen en secuencia:

  • Colombia: 2014;
  • Uruguay: 2014;
  • Argentina: 2016;
  • Chile: 2016.
Colombia

En 2014, a través de la Resolución N° 001 de 2016 del Consejo Nacional de Estupefacientes (COLOMBIA, 2016a), se creó la RAE de Colombia para combatir el surgimiento de drogas emergentes, a partir del trabajo en red de instituciones nacionales. El sistema es coordinado por el Observatorio Colombiano sobre Drogas del Ministerio de Justicia y del Derecho. Se obtuvieron importantes resultados, como la cooperación entre los participantes del sistema y el posterior desarrollo de protocolos operativos, además de la detección y caracterización de NPS. Como resultado, hubo un fortalecimiento de las instituciones nacionales encargadas de estudiar la evolución de las NSP en los ámbitos judicial, administrativo, forense y operativo (COLOMBIA, 2016b).

El SAR es catalogado por el Gobierno de Colombia como fundamental para la salud pública, siendo responsable no solo de la detección del consumo de drogas, sino también de las características de los consumidores, las formas de uso y los contextos en los que se insertan las sustancias. De esta forma se optimizan los recursos humanos, técnicos y médicos. El SAR trabaja con un conjunto de información que interactúa entre sí para apoyar las acciones necesarias para un control más eficiente del consumo de drogas y sus consecuencias en la salud pública.

El sistema también mantiene alianzas con España. La asesoría y alianza con la Fundación Igenus, de ese país europeo, y con la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de los Estados Americanos (CICAD/OEA) resultó en el desarrollo del Sistema Epidemiológico de Alerta Rápida para el Consumo de Drogas Emergentes en la ciudad de Medellín (RADAR) (CASTAÑO PÉREZ et al., 2013).

En 2016, instituciones que hacen parte de la RAE en Colombia reportaron la aparición de mezclas de hasta cinco sustancias psicoactivas en un mismo material analizado. Estas sustancias psicoactivas tienen diferentes efectos sobre el sistema nervioso central, incluidos efectos estimulantes y alucinógenos. A esto se suma la preocupación por el uso simultáneo de más de un tipo de sustancia psicoactiva en una sola ocasión, ya que los riesgos pueden ser impredecibles. La preocupación mundial con el consumo de NSP radica precisamente en los desconocidos efectos adversos y riesgos que representan para la salud pública, debido a la escasez de información toxicológica y evaluación del riesgo de consumo (COLOMBIA, 2017b).

Con el objetivo de priorizar el control sobre el SNP, los cuerpos policiales colombianos realizan las siguientes acciones:

  • Estandarizar y documentar los procedimientos para combatir las NPS;
  • Desarrollar módulos para programas de formación policial dirigidos al control de las NSP;
  • Adquirir equipos de última generación para apoyar al servicio policial (por ejemplo, Tecnología RAMAN – equipo portátil para identificación de sustancias en el campo);
  • Conformar grupos especiales y trabajo conjunto con instituciones privadas y públicas para enfrentar el creciente fenómeno de producción, transporte y consumo de NSP (COLOMBIA, 2017a).

Otras estrategias importantes fueron implementadas en el país para la consolidación de la RAE. Cabe destacar la organización de un seminario con la participación de expertos de diferentes países, con el objetivo de incrementar el conocimiento sobre las diferentes metodologías utilizadas para la detección de drogas y establecer una red de comunicación y cooperación entre ellas. También se donó material de referencia certificado a todos los laboratorios forenses oficiales de Colombia, que permite la detección de NSP y sus precursores. En el área clínica, se actualizó la guía nacional de manejo de emergencias toxicológicas, incluyendo un capítulo sobre nuevas sustancias psicoactivas. Además de buscar conocer la experiencia de otros países, Colombia también ha mejorado la comunicación de alertas gracias a la cooperación con la sociedad civil, incluyendo el desarrollo de estrategias de reducción de daños por parte de organizaciones no gubernamentales (ONG). La ONG Acción Técnica Social, por ejemplo, ha generado formas de comunicación que informan los hallazgos del SAR dirigidos especialmente a jóvenes en riesgo (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2017).

Uruguay

El Sistema de Alerta Rápida de Uruguay, denominado SATdrogas, fue establecido en noviembre de 2014 y está integrado por una red de instituciones. En este sistema están representadas más de 15 instituciones a nivel nacional, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado (centros de tratamiento para drogodependientes). También forman parte instituciones internacionales como UNODC, CICAD/OEA, COPOLAD (Cooperación entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea en Políticas de Drogas) y SAR de otros países de América Latina. SATdrogas opera bajo la coordinación de la Junta Nacional de Drogas (el máximo órgano de la Política Nacional de Drogas de Uruguay). La gestión directa de SATdrogas la realiza el Observatorio Uruguayo de Drogas (OUD), cuyo principal ámbito es la recopilación, sistematización y análisis de información sobre drogas en el país, siendo responsable de la generación de evidencia científica sobre el tema y la elaboración de informes periódicos que sirvan de base en la elaboración de la Política Nacional de Drogas (OBSERVATORIO URUGUAYO DE DROGAS, 2019).

La operatividad de SATdrogas se realiza a través de una plataforma en línea en la que se realiza el intercambio de información entre las instituciones de la red. Esta misma herramienta también puede ser accedida por la población, quien puede realizar denuncias sobre eventos relacionados con los objetivos de SATdrogas, tales como: comercialización de nuevos medicamentos, nuevas formas de consumo y cualquier evento que ponga en riesgo la salud de los usuarios.

Desde el inicio de su operación, SATdrogas ya recibió 86 denuncias de instituciones colaboradoras, 20 denuncias por casos de intoxicación e identificó más de 20 sustancias y 25 unidades de droga incautadas (pastillas, estampillas, entre otras). Ya ha producido tres alertas públicas para la población uruguaya y 5 alertas internacionales, además de 6 boletines.
Las alertas públicas son una de las principales tareas de SATdrogas, ya que permiten sensibilizar e informar a diversos actores sobre los riesgos asociados al consumo de NSP y sobre el fenómeno emergente de las drogas. Una alerta está asociada a una situación de riesgo inusual o amenaza destacada en el ámbito de la salud pública, cuyo objetivo es brindar una atención diferenciada, destacando la importancia y trascendencia del evento que requiere especial vigilancia, control o precaución.

Argentina

En diciembre de 2016, Argentina creó un sistema nacional de alerta rápida (Sistema de Alerta Temprana - SAT) a través del Observatorio Argentino de Drogas (Observatorio Argentino de Drogas - OAD), una división de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas). de la Nación Argentina – SEDRONAR) y con base en el Decreto 33/2017, que modificó el Decreto N° 357/2002 (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2016a) (ARGENTINA, 2017, 2016b) .

El SAR argentino consiste en un conjunto de procedimientos técnicos y de comunicación entre diversas instancias gubernamentales y organizaciones de la sociedad, con el objetivo de obtener información para la detección del uso de NSP, prevenir y reducir el impacto en la salud de los usuarios, así como en la salud de los usuarios y público, y generar respuestas tempranas a los desafíos que se presentan en el escenario nacional con el SNP. El rol de este SAR consiste en el monitoreo constante de la aparición de nuevas sustancias psicoactivas y cambios en la forma de consumo o comercialización de las NSP. Actúa también en la identificación química de las sustancias detectadas, dilucidando la composición estructural, los posibles adulterantes, la toxicidad y la capacidad de provocar dependencia en los usuarios. En el ámbito de la salud pública nacional, evalúa los riesgos individuales y poblacionales en el consumo de sustancias psicoactivas (ARGENTINA, 2016a).

El proceso de observación del SAR argentino consta de tres etapas: prealerta, alerta y caso confirmado. La primera fase está constituida por una probable detección de NSP y/o nuevos patrones de consumo o comercialización. La información es dirigida a los sistemas informáticos nacionales, bajo la responsabilidad de la SAR, la cual sigue los procedimientos de validación y confirmación de la información. Posteriormente, la alerta se define como una posible situación de riesgo en el ámbito de la salud pública, derivada de la detección de una NSP y/o nuevos patrones de consumo y comercialización de las mismas. En caso de caso sospechoso, generado a partir de la historia clínica y/o reporte del propio usuario o de sus amigos, acompañantes o testigos del consumo de una droga con potencial de pertenencia al SNP, la investigación se dirige a análisis de laboratorio. , utilizando matrices biológicas de sustancias como la sangre y la orina. Una vez que se identifica la sustancia en la muestra biológica o en materiales no biológicos, como jeringas u otros instrumentos relacionados con el consumo de drogas, existe un caso confirmado (ARGENTINA, 2016).

Otra estrategia adoptada por Argentina fue cambiar la frecuencia de actualización de la lista nacional de medicamentos. Entre 1991 y 2015, el documento se actualizó dos veces y, a partir de 2016, se revisa anualmente. Los análisis químicos provenientes de este sistema se publicaron en el sitio web de UNODC y están disponibles para su acceso en todo el mundo (VERRIER, 2020) (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2019). Argentina, junto con Brasil, es uno de los pocos países de América del Sur que ha adoptado definiciones genéricas de NSP en su legislación nacional. El EWA de UNODC contribuyó al desarrollo de esta inclusión en la legislación, brindando información actualizada sobre tendencias de NSP y datos científicos sobre sustancias químicas individuales, permitiendo una mayor agilidad de la legislación nacional ante los desafíos del dinámico y ágil mercado de NPS (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2019).

Chile

En 2016, Chile creó su SAR, compuesto por 23 instituciones, que busca identificar rápidamente eventos relacionados con NSP que puedan ser una gran amenaza para la salud pública. La red multidisciplinaria nacional es administrada por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), responsable de generar e intercambiar información para la identificación temprana de NPS . El monitoreo sistemático de la disponibilidad y consumo de sustancias permite evaluar de forma rápida y eficiente los riesgos e impactos en el país, difundiendo información a la población en general, a las personas en riesgo por consumo o exposición a sustancias, y a los profesionales que atienden la tema. De esta forma, es posible recabar evidencia para la formulación de políticas públicas encaminadas a la reducción de la demanda y mayor control sobre el narcotráfico (CHILE, 2020).

Sin embargo, Chile ya contaba con estrategias de actuación frente a las NSP antes de 2016. El 31 de marzo de 2015 se creó el Consejo Nacional de Nuevas Sustancias Psicoactivas (Mesa Nacional de NSP - MNNSP) para implementar un mecanismo de análisis interinstitucional continuo de nuevas sustancias, emitir informes anuales recomendando la inclusión de sustancias recién identificadas en las listas de compuestos prohibidos en el país. Los documentos del MNNSP que se ponen a disposición cada año brindan actualizaciones sobre sus actividades, análisis científico y legal sobre las NSP identificadas por UNODC SAR, por otro sistema internacional o por autoridades chilenas. Con la información de los análisis contenidos en los informes, el MNNSP envía una recomendación al Ministerio del Interior y Seguridad Pública sobre qué moléculas merecen ser adicionadas a los artículos del Decreto 867/2007, que controla las sustancias prohibidas en el país (CHILE , 2015).

El modelo chileno desarrolla análisis interinstitucionales sobre las NSP que surgen a nivel mundial y que pueden llegar a Chile, es decir tiene una acción preventiva, no actuando solo cuando aparece una NSP en el país. En las evaluaciones se consideran las toxicidades, efectos y consecuencias adversas del fármaco en cuestión. Como ejemplo de la efectividad de esta postura proactiva, que prevé la inclusión de sustancias aún no presentes en el país en la legislación nacional sobre drogas, podemos mencionar el cannabinoide sintético XLR-11, que ya fue incluido en la lista de sustancias prohibidas. en 2016, siendo que la primera incautación de esta NSP en Chile tuvo lugar en 2017. Además, las catinonas sintéticas etilona y pentedrona también fueron incorporadas a la normativa del Convenio de las Naciones Unidas sobre Sustancias Psicotrópicas durante el mes de marzo de 2017, y en Chile ya estaban regulados desde 2016. El control previo, además de la gran importancia que se le da a la salud pública, brinda un fortalecimiento regulatorio, amplía el conocimiento y la conciencia del consumidor o usuario, además de desincentivar o dificultar el uso del país como punto de interconexión. con otros mercados de consumo transnacionales. El MNNSP, en su concepción, optó por la estrategia más difícil y estricta, sin embargo, la juzga como la más adecuada a su realidad. En este concepto, cada NPS merece ser analizada individualmente y categorizada con la correcta proporcionalidad obtenida por el análisis minucioso (CHILE, 2016, 2017).

Brasil

Presente a nivel nacional desde 1999, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), organismo que fiscaliza los sectores relacionados con productos y servicios que pueden afectar la salud de la población brasileña, ha realizado más de 35 actualizaciones de la Ordenanza 344/1998 (responsable de la comercio y uso de drogas de control especial), de la lista de sustancias controladas, publicada en 2012. La legislación nacional sobre drogas, similar a la argentina, adopta definiciones genéricas de NSP (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2015). Muchos países están tratando de mantener actualizadas sus listas de drogas proscritas, pero la aparición de las NSP ha sido más rápida que los procesos de inclusión. Como consecuencia, una gran cantidad de NSP sintetizadas no reguladas se comercializa en todo el mundo, incluso a través de Internet (UNIVERSIDADE FEDERAL DE SÃO PAULO, 2018).

Conscientes de las características particulares de las NPS, y con el objetivo de agilizar las actualizaciones del Anexo I de la Ordenanza SVS/MS nº 344/98, las autoridades brasileñas crearon el Grupo de Trabajo para la Clasificación de Sustancias Controladas (GT), a través de la Ordenanza ANVISA nº 898, del 6 de agosto de 2015. Entre los objetivos destacamos el perfeccionamiento de los documentos normativos para la clasificación y control de sustancias estupefacientes, psicotrópicas, precursoras, proscritas y vegetales. El Grupo es permanente y fue creado en el ámbito de ANVISA, con la participación del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública – representado por la Policía Federal (PF), la Secretaría Nacional de Políticas de Drogas y Gestión de Activos (SENAD) y la Secretaría Nacional de Seguridad Pública (SENASP). Se convierte así en un equipo multidisciplinario y multiprofesional, con especialistas en las áreas de salud pública, criminalística, legal y política de drogas, ampliando significativamente las acciones necesarias para combatir los problemas derivados de las drogas en el territorio nacional (AGÊNCIA NACIONAL DE VIGILÂNCIA SANITÁRIA, 2017a, 2017c).

Hay dos informes GT disponibles electrónicamente. El primero presenta los resultados de los años 2015 a 2016 (AGÊNCIA NACIONAL DE VIGILÂNCIA SANITARIA, 2017b) y el segundo, de 2017 a 2018 (AGÊNCIA NACIONAL DE VIGILÂNCIA SANITARIA, 2019). El primer informe muestra que luego de la creación del grupo, hubo una reducción en el tiempo requerido para analizar y clasificar las sustancias. También hubo un aumento en la frecuencia de actualizaciones de la Ordenanza 344/98, resultando en 9 actualizaciones desde la creación del GT y la inclusión de 31 sustancias en la lista, 27 de las cuales están representadas por NPS (AGÊNCIA NACIONAL DE VIGILÂNCIA SANITARIA, 2017b). Entre 2017 y 2018 se presentaron 10 actualizaciones en el Anexo I de la citada ordenanza sobre el control de sustancias psicotrópicas, con la inserción de 37 sustancias, de las cuales 30 fueron NSP, 2 precursores de estupefacientes y/o psicotrópicos y 5 componentes de drogas registrado en ANVISA (AGÊNCIA NACIONAL DE VIGILANCIA EN SALUD, 2019). En ambos informes, hay citas sobre el trabajo del GT para obtener conocimiento sobre las tendencias en el uso y abuso de sustancias en el contexto global, a través del monitoreo y consulta constante con los SAR de UNODC y EMCDDA. La Policía Federal también realizó encuestas y elaboró ​​un informe sobre las drogas sintéticas en el territorio nacional. En 2018, se identificaron 43 NSP, de las cuales 16 fueron identificadas por primera vez, lo que corresponde a un aumento del 60% en comparación con el año anterior (BRASIL, 2018).

Las NSP ya son identificadas con frecuencia en el territorio nacional (SANTOS et al., 2016) (ARANTES et al., 2017) y existen publicaciones científicas en las que se puede comprobar el aumento de la cantidad de sustancias en materiales que antes tenían un única clase de moléculas psicoactivas. En el Estado de Santa Catarina, por ejemplo, en sellos incautados entre 2011 y 2017, se realizaron análisis para identificar los tipos de sustancias encontradas en el material. Se constató que, en 2011, solo se encontró LSD (dietilamida del ácido lisérgico), mientras que, en 2017, los sellos estaban compuestos por 25 sustancias diferentes, siendo la principal 25I-NOBH, una NPS derivada de las feniletilaminas (DE SOUZA BOFF et al. al., 2020). El resultado evidencia lo dinámico y extenso que es el listado de NSP y la necesidad de contar con un sistema nacional actualizado de información sobre estas y otras drogas.

La importancia de un SAR consolidado en Brasil queda clara al analizar la evidencia cada vez más frecuente de detecciones de NSP en el territorio nacional. En julio de 2016, una sustancia desconocida fue enviada al Laboratorio de Química Forense de la Policía Federal de Brasil (SEPLAB/PF). Se elaboró ​​un informe con todos los datos técnicos e interpretación de los resultados y, posteriormente, compartido con la ANVISA, que colocó al 25I-NBOH bajo el control de la legislación nacional en octubre de 2016 (COMISIÓN INTERAMERICANA PARA EL CONTROL DEL ABUSO DE DROGAS, 2020) (ARANTES et al., 2017).

Incluso antes de la implementación del SAR, ya existían acciones nacionales para ampliar el conocimiento de los profesionales forenses que trabajan en la identificación de NSP. El Proyecto Minerva, del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, por ejemplo, combina el conocimiento de la Policía Federal con las experiencias de la pericia estatal, lo que resulta en una mayor comprensión e intercambio de información sobre NPS (BRASIL, 2019).

En línea con iniciativas como el Proyecto Minerva, Decreto No. efectos, daños y poblaciones objetivo, con el fin de delinear acciones de prevención, tratamiento y represión de la oferta” y también “para estructurar, en el ámbito del Sistema Nacional de Políticas sobre Drogas (SISNAD ), un sistema de alerta rápida para nuevos medicamentos, y alentar a las universidades y otras instituciones de investigación, públicas o privadas, a investigar nuevos medicamentos, en relación con su composición, potencial de acción, potencial tóxico, problemas de salud y dependencia química, entre otros”.
En el ámbito académico, existen proyectos cuyo foco es ampliar el conocimiento sobre las NPS.

Recientemente, la Coordinación para el Perfeccionamiento del Personal de Educación Superior (CAPES) y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública aprobaron el estudio “Proyecto INSPEQT: Investigación de Nuevas Sustancias Psicoactivas en Química Forense y Toxicología”, en el que se llevará a cabo la integración de la pericia estatal. lugar., Policía Federal y universidades para implementar mejoras y avances en las áreas de investigación forense (BRASIL, 2021a). En el ámbito de este proyecto, ya se informó la detección de SPN en ambientes penitenciarios: se identificaron cannabinoides sintéticos infundidos en papeles incautados en prisiones del Estado de São Paulo entre 2016 y 2020, identificándose siete cannabinoides sintéticos diferentes, en combinación o no. . Estos datos corroboran una tendencia al aumento de las NSP en los centros penitenciarios de todo el mundo, debido a la mayor facilidad de contrabando (RODRIGUES et al., 2021).

El 30 de agosto de 2021 se publicó la Resolución N° 6, por la que se crea, con carácter experimental, el Subsistema de Alerta Rápida del SISNAD. El SAR es un subsistema del SISNAD y se articula intersistémicamente con el Sistema Único de Seguridad Pública (SUSP) y el Sistema Único de Salud (SUS). El SAR es coordinado por la SENAD y prevé la participación de diversos organismos nacionales y estatales en las áreas de seguridad y salud pública, así como universidades y unidades especializadas en toxicología. También está integrado por un Comité Técnico, con el objeto de definir los criterios para la inserción de información en la base de datos del Subsistema, el cual estará integrado por especialistas en las áreas forense y de salud pertenecientes a las instituciones proveedoras de datos al SAR. La implementación del SAR se realizará de manera gradual y se espera que se complete en las 27 unidades federativas dentro de cinco años (BRASIL, 2021b).

El SAR nacional será una fuente de referencia estratégica para el país, obteniendo información de manera proactiva, anticipándose a un evento, antes de constatar la existencia de NPS en territorio brasileño, y recolectando datos nacionales en salas de emergencia, centros de envenenamiento y policías estatales o federales, así como universidades Al compartir información, será posible evaluar los riesgos y desarrollar un posible control legal a nivel nacional o internacional.

Además, apoyará las políticas de seguridad y salud pública, a través de respuestas rápidas a los cambios adversos provocados por las NSP, minimizando los riesgos asociados al consumo de estas sustancias. El SAR también pretende realizar un seguimiento sistemático de la disponibilidad y uso de estas sustancias (incluyendo nuevos patrones de uso, como la forma inyectable, actualmente poco utilizada, pero con un riesgo considerable de expansión), además de observar eventos adversos derivados de el consumo de NPS, incluidos los posibles adulterantes.

Europa

En Europa, el SAR regional existe desde 1997 y está compuesto por 2 agencias (EMCDDA y Europol) y 29 SAR nacionales. En el flujo de información, existen tres estrategias en la legislación que permiten a la Unión Europea (UE) tomar acciones ágiles para detectar, evaluar y responder a las amenazas a la salud pública y social causadas por las NSP: sistema de alerta rápida, evaluación de riesgos y medidas de control sobre NPS. El EMCDDA es responsable de los dos primeros, trabajando junto con la UE en el SAR sobre nuevas sustancias psicoactivas, y Europol desarrolla evaluaciones de riesgo penal relacionadas con las NSP. El EMCDDA y Europol están subordinados a la Comisión Europea, que es la responsable de proponer medidas para controlar el consumo de sustancias. El principal objetivo del SAR es garantizar información precisa y lo más específica posible sobre NPS, dirigiéndola a las personas apropiadas y capaces, lo que permite una toma de decisiones rápida y acciones efectivas para prevenir o reducir el riesgo de daño. Las respuestas deben crearse de acuerdo con la sustancia bajo análisis, el tipo y el nivel de amenaza, y las acciones pueden tomarse en diferentes niveles, como prácticas, políticas e investigación. La información de detección de una NPS a nivel nacional se pasa rápidamente al SAR. Esta red de información se denomina REITOX (acrónimo en francés: Réseau Européen d'Information sur les Drogues et les Toxicomanies) y su creación se produjo de forma concomitante con la creación del EMCDDA.

Una de las principales aplicabilidades del SAR es el intercambio de información sobre NPS, así como el uso del monitoreo para identificar, evaluar y proporcionar esclarecimiento de problemas relacionados con la salud pública y las amenazas sociales. En este contexto, existen riesgos no necesariamente derivados de las NSP en sí mismas, sino derivados de los riesgos asociados a su consumo. Hay varios ejemplos: adulterantes nocivos para los organismos vivos, diluyentes, impurezas de la síntesis y fabricación de NPS, además de la contaminación biológica y la transmisión de enfermedades infecciosas. El SAR juega un papel destacado en el intercambio de información sobre nuevas tendencias en el uso de sustancias psicoactivas y/o combinaciones de estas, en las que existen riesgos potenciales para la salud pública, además de ofrecer conocimiento sobre posibles acciones para proteger la vida de la población. (OBSERVATORIO EUROPEO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS, 2019).

La información permite que la red del país detecte y evalúe cualquier amenaza potencial, además de permitir la identificación e implementación de las medidas necesarias en respuesta. En el área analítica, los laboratorios de ciencias forenses y toxicológicas incluyen la sustancia que fue notificada formalmente en el alcance de los exámenes de laboratorio, lo que permite su identificación y seguimiento. Las comunicaciones a las agencias relevantes (salud y seguridad, por ejemplo) y a los consumidores de NPS también se pueden incluir en las acciones. Hay situaciones en las que las acciones incluyen evaluaciones de riesgo, lo que resulta en medidas restrictivas destinadas a reducir la oferta y disponibilidad de una sustancia. Las especificaciones sobre una nueva sustancia, cuando se identifica de manera única en el mercado de las drogas, pueden ser escasas. Por lo tanto, las acciones a desarrollar pueden incluir estudios para reducir las dudas sobre el fármaco identificado. La investigación con artículos científicos disponibles también tiene el potencial de incluir información sobre farmacología y efectos toxicológicos, ayudando así a comprender la epidemiología de las NSP bajo análisis (EUROPEAN MONITORING CENTER FOR DROGS AND DRUG ADDICTION, 2019).

El desarrollo efectivo del SAR requiere un objetivo estratégico bien definido y el apoyo multisectorial de diferentes agencias y experiencia multidisciplinaria. Abordar las NSP requiere una infraestructura, políticas y procedimientos eficientes, así como profesionales capacitados y experimentados en todos los niveles de los Estados miembros de la Comunidad Europea (ciudades, estados y países). Las comunicaciones deben ser eficientes, en particular entre los laboratorios de ciencia forense y toxicología, los centros de envenenamiento, los departamentos gubernamentales responsables de implementar las políticas farmacéuticas nacionales, las agencias reguladoras de medicamentos y las unidades nacionales de Europol.

Es importante recordar la dimensión relevante y la heterogeneidad de la Unión Europea. La producción y el mercado de las drogas, el uso de sustancias psicoactivas, los problemas sociales y la legislación sobre drogas pueden variar significativamente. Los Estados miembros deben considerar tales diferencias dentro de sus territorios, evaluando la posibilidad de fallas en los sistemas locales y, cuando sea necesario, desarrollando acciones locales para fortalecer los SAR nacionales. El mismo razonamiento se puede extender a la realidad de un solo país, que internamente puede tener amplias diferencias regionales (EUROPEAN MONITORING CENTER FOR DROGS AND DRUG ADICTION, 2019). El éxito del SAR regional de la UE se explica por la estructura en la que se configura, trabajando a partir de la recopilación de datos de los SAR nacionales. De esta forma, en cuanto se emite la notificación de una nueva NSP en un país, se alerta con la mayor rapidez posible al resto de países miembros de la red, lo que permite detectar y evaluar los riesgos potenciales de forma temprana (EUROPEAN MONITORING CENTRO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS, 2019). La Decisión del Consejo de la Unión Europea 2005/387/JAI recoge, en su artículo 4, la obligación de todos los Estados miembros de facilitar información sobre la fabricación, tráfico y uso de NSP, garantizando los instrumentos de subvención del sistema unificado de bloque (Estados Unidos, 2005).

Como ejemplo de un SAR nacional en la Unión Europea, el sistema alemán consiste en una red informal de relevancia nacional. La información fluye a través del EMCDDA al punto focal alemán y, finalmente, a las instituciones nacionales, y el camino inverso también es válido. La RAE alemana se implementó en 1997 a través de la Acción Conjunta sobre Nuevas Drogas Sintéticas del Consejo de Europa, y actúa como un órgano asesor del Ministerio de Salud, sin tener un mandato formal para el proceso de toma de decisiones en políticas públicas. Así, su acción se restringe a las áreas de recolección e intercambio de información a nivel nacional e internacional. Cada estado federal tiene una institución diferente que participa en el SAR, que pueden ser instituciones policiales, de salud y asistenciales, lo que genera una red compleja con obstáculos para la formación de alertas y recopilación de datos. La SAR alemana también tiene una estrecha relación con la Policía Federal, para recibir información relacionada con análisis químicos de sustancias nuevas y desconocidas, así como para establecer una red regional, en cada estado, con expertos en epidemiología, prevención, tratamiento y reducción. de daños

Cuadro resumen de información sobre los Sistemas de Alerta Rápida

Resultados

Las NSP pertenecen a una clase diferenciada de sustancias psicoactivas que por sus características son motivo de preocupación a nivel mundial. No existen reglas globales absolutas para reducir el suministro y uso de NSP, ya que existen diferencias significativas entre países y, en una misma ubicación nacional, puede no haber uniformidad entre regiones.

En general, el objetivo principal de un SAR es mantener un sistema de vigilancia que incluya información multidisciplinaria de diversas fuentes, como datos de epidemiología, salud pública, seguridad y NPS, para apoyar el desarrollo de intervenciones rápidas. Esta información generada en el ámbito del SAR puede apoyar acciones para profesionales de la salud, judiciales, aduaneros, policiales y público en general. Los SAR juegan un papel fundamental en este escenario, ya que son capaces de generar y gestionar información de forma adecuada y ágil, además de contribuir a la comunicación entre todos los organismos y profesionales involucrados en el tratamiento de las NSP.

Operacionalmente, los SAR conforman una red institucional con actores que están directa o indirectamente vinculados al control de drogas, preferentemente coordinados por un consejo nacional de drogas o una institución como, en el caso de Brasil, la SENAD. La red institucional se mantiene a través de la colaboración e interacción entre las instituciones involucradas, las cuales aportan conocimientos relacionados con su respectiva área de actuación. La conformación de estas redes posibilita el intercambio de información que apoya el establecimiento de proyectos y actividades conjuntas con el objetivo de controlar, inspeccionar, identificar, detectar y regular las NSP. Además, se pueden delinear perfiles toxicológicos de estas sustancias para facilitar posibles detecciones y acciones de salud pública.

Para el efectivo funcionamiento de un SAR, la legislación vigente en cada país debe respetar sus estructuras y particularidades. Las NSP pueden ser reguladas por diferentes estructuras legislativas: genérica, análoga o específica, teniendo en cuenta la estructura química de la sustancia en cuestión. Las listas de verificación específicas tienen como objetivo monitorear una sola sustancia. Sin embargo, en vista del rápido desarrollo y evolución de nuevas moléculas, la lista de sustancias controladas puede retrasarse en un breve período. Además, la inclusión de nuevas sustancias en las listas de verificación puede ser un proceso lento, dependiendo de la información sobre riesgos para la salud y toxicológicos (OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO, 2013).

En países federados, como Brasil, la compleja estructura de diferentes agencias de seguridad pública y salud puede hacer que la estandarización de los análisis sea un proceso largo y burocrático. Así, en países con esta estructura, la adopción de un modelo genérico de control de NSP se vuelve más atractiva. Estas legislaciones genéricas se centran en el control de grupos de sustancias en lugar de las enumeradas individualmente. Al igual que el Reino Unido, Hungría, Italia e Irlanda, Brasil también ha adoptado legislación genérica para controlar estas sustancias (UNODC, 2013).

La identificación de nuevas sustancias, adulterantes o precursores, puede activar mecanismos de control y regulación utilizando diferentes herramientas legislativas y regulatorias que varían de un país a otro con el objetivo de reducir tanto la producción como el tráfico de estas sustancias.
Adicionalmente, existen diferencias especialmente entre los países que están configurados de manera federativa y los formados por una estructura centralizada en cuanto a la obtención y unificación de datos, ya que los países con una sola estructura a nivel nacional tienen facilidad en la recopilación de datos, ya que las instituciones involucradas . Por ejemplo, una misma institución policial opera de manera integral en todo el territorio nacional; de esta forma, se reducen los trámites internos y los procesos de comunicación entre distintas instituciones. Así, la integración de datos ocurre más rápido y sin obstáculos institucionales.

Por otro lado, en el contexto federativo, cada unidad federativa existe de manera autónoma, teniendo características específicas, así como sus propias instituciones policiales, de salud y judiciales. Así, la diversidad de actores involucrados hace que la unificación de datos en un solo sistema sea un desafío mucho mayor en comparación con los países unitarios, que cuentan con pocas instituciones. Como resultado, en los países federativos, la tendencia es hacia la creación de SAR más afines al concepto de “redes”, con relaciones establecidas por membresía y diferencias entre los vínculos institucionales de los participantes. En este sentido, es posible mencionar la experiencia de EE. UU., que estableció varios sitios centinela con flujos de comunicación ágiles, que permitieron la vigilancia en tiempo real; y también el continente europeo, con el establecimiento de puntos focales del Sistema en los países participantes, buscando una rápida interconectividad interinstitucional.

Además, los SAR apoyados en un concepto de “redes” tienden a involucrar una mayor participación de los organismos de la sociedad civil, como universidades y centros de investigación, que pueden contribuir a la capilaridad de las acciones implementadas, así como al fortalecimiento de las capacidades analíticas y la uso de nuevas tecnologías para la mejora continua del sistema de vigilancia.

Innovaciones identificadas

Análisis de materias primas incautadas

Los desafíos que plantean las crecientes amenazas que plantean las NSP requieren, además de respuestas y estrategias rápidas, un enfoque amplio y multidisciplinario. El intercambio de información es crucial para comprender los aspectos y riesgos de las NSP, además de permitir un enfoque más concreto y específico del problema. En vista de esto, ya se han formado consorcios y asociaciones en todo el mundo para fortalecer la lucha contra el crecimiento de las drogas sintéticas y las NSP.

El Consorcio URITo.N (Unidad de Investigación e Innovación en Toxicología Forense y Neurociencia de las Adicciones) fue creado por la División de Toxicología de la Universidad de Florencia, Italia, y cuenta con un equipo multidisciplinario integrado por toxicólogos forenses, químicos y médicos encargados de investigar todas las aspectos de las drogas de abuso, especialmente NPS. El grupo utiliza las tecnologías de cromatografía líquida y gaseosa acoplada a la espectrometría de masas, con resonancia magnética nuclear. Estas tecnologías permitieron al grupo de investigación identificar el NPS 1-(benzofuran-5-il)-N-metilpropano-2-amina (MAPB), 2-amino-1-(4-bromo-2,5-dimetoxifenil)etano- 1-ona (bk-2-CB) y 3-(2-aminopropil)indol (α-metiltriptamina) en materiales incautados. URITo.n, al ser una unidad de investigación altamente especializada, pudo identificar sustancias combinando diferentes técnicas analíticas, incluso sin el uso de patrones analíticos, lo que representa una gran ganancia en el factor “tiempo”, fundamental para la disponibilidad de información para los nacionales. , servicios regionales e internacionales de salud, legislativos y de monitoreo (BERTOL et al., 2017).

Centros de envenenamiento y emergencia

En Suecia, un proyecto nacional llamado STRIDA (el nombre es un acrónimo del nombre del proyecto sueco y también significa “luchar”), comenzó en 2010 con el objetivo de monitorear las ocurrencias y los riesgos para la salud causados ​​por las NSP en el territorio. Sueco. Se recopilan datos sobre evaluaciones de eventos adversos graves confirmados analíticamente entre pacientes que requirieron atención hospitalaria de emergencia. El proyecto se desarrolló con la interacción del Instituto Karolinska, el Laboratorio de la Universidad Karolinska y el Centro Sueco de Información sobre Venenos (PIC) en Estocolmo. El PIC es un servicio de consulta telefónica nacional, disponible ininterrumpidamente (similar al Centro Brasileño de Asistencia Toxicológica - CEATOX) para intoxicaciones agudas, dirigido y operado por farmacéuticos y médicos, estando disponible para profesionales de la salud y público en general. Todos los departamentos de emergencia (emergencia
departamentos – ED) y unidades de cuidados intensivos (UCI) en el país fueron comunicados por correspondencia sobre el estudio. El ED/ICU también recibió un formulario para solicitar los servicios de laboratorio del proyecto, lo que permitió realizar un análisis toxicológico completo. Las muestras biológicas recogidas fueron orina, plasma o suero sanguíneo. Luego del muestreo, los fluidos corporales fueron enviados al laboratorio de la Universidad Karolinska y, luego del análisis, las muestras fueron congeladas para futuros estudios (HELANDER et al., 2020).

Los resultados del proyecto STRIDA fueron positivos, ya que proporcionaron una visión general de la escena de las drogas sueca, clásica o reciente. El trabajo contribuyó significativamente al SAR, a través del intercambio de información obtenida sobre incidencia, distribución, identificación de efectos adversos y tratamientos de intoxicaciones agudas, confirmada en laboratorios analíticos. El proyecto también destacó la importante colaboración entre el PIC y el laboratorio en la identificación de casos sospechosos de consumo de NSP, además de mostrar la relevancia de utilizar equipos analíticos adecuados para la investigación y el esclarecimiento. También han sido destacables las colaboraciones entre policía y aduanas, además de la promoción de foros de chat sobre drogas. También merece destacarse el intercambio de información, principalmente relacionada con las NSP, a través de conferencias y publicaciones (HELANDER et al., 2020) (BÄCKBERG et al., 2018) (JOHANSSON et al., 2014).

Análisis de aguas residuales

Los análisis de aguas residuales (WWA) se pueden clasificar como propuestas adecuadas para proporcionar tendencias temporales y espaciales en el uso de NSP, ya que brindan información sobre los tipos y cantidades de drogas que se usan en un momento dado. La epidemiología basada en aguas residuales (WBE) es una herramienta destacada para enfrentar los desafíos del monitoreo de NPS. Las aguas residuales urbanas presentan algunas características de la población analizada. Luego del uso de un xenobiótico, éste puede ser eliminado en heces u orina, ya sea en su forma original, sin alteraciones, y/o su producto de biotransformación, en el alcantarillado urbano. Su aplicación en el campo de la toxicología no es reciente, habiéndose utilizado durante más de 10 años (ZUCCATO et al., 2005) (VAN NUIJS et al., 2011), y actualmente se aplica en el campo estadístico toxicológico forense para evaluar la uso de NPS (GONZÁLEZ-MARIÑO et al., 2016).

Las ventajas del WBE lo convierten en un indicador de consumo de drogas complementario a las herramientas clásicas de seguimiento del uso de sustancias psicoactivas, con el diferencial de proporcionar datos objetivos y actualizados sobre la población objeto de análisis en un estrecho espacio de tiempo (EUROPEAN MONITORING CENTRO DE DROGAS Y DROGADICCIONES, 2016a).

Análisis de muestras biológicas post-mortem y sistemas de notificación de mortalidad

Las muertes sospechosas o violentas son investigadas rutinariamente por los Institutos Médico Legales (IML) en Brasil. Las pruebas de dosificación de alcohol en sangre y/o la verificación del uso de otras drogas en las víctimas necropsiadas en estos institutos pueden ser solicitadas tanto por las autoridades policiales como por los médicos forenses. Por lo tanto, las pruebas de verificación del consumo de alcohol y/u otras drogas no se realizan a todas las víctimas de muertes por causas externas, ya que el médico forense puede considerar innecesario realizar un examen interno para establecer la causa de la muerte o por otras razones, como falta de recursos e infraestructura adecuada.

La falta de datos nacionales sobre la relación entre el uso de sustancias psicoactivas y las muertes violentas (por ejemplo, accidentes de tránsito, homicidios y suicidios) dificulta la implementación de políticas públicas adecuadas. Con el fin de reducir este problema, la SENAD firmó, en diciembre de 2020, un convenio con la Universidad de São Paulo para realizar un estudio para verificar la relación entre las muertes violentas y el uso de alcohol y drogas en las cinco regiones de Brasil. El objetivo del estudio será la implementación de un modelo de recolección de datos para obtener una estimación poblacional del contexto de las diferentes lesiones que resultaron en muertes, así como el uso de una variedad de drogas identificadas por rigurosos métodos de análisis toxicológico. análisis. . El estudio se realizará en las cinco grandes regiones de Brasil, en cinco capitales y otras cuatro ciudades con alta tasa de mortalidad: Curitiba y São José dos Pinhais/PR; Victoria y Cariacica/ES; Goiânia/GO; Recife y Paulista/PE; y Belém y Ananindeua/PA.

Las muestras de sangre post mortem serán recolectadas y analizadas en el laboratorio de Toxicología del Centro de Ciencias Forenses de la Universidad de São Paulo, utilizando una metodología ya desarrollada en la ciudad de São Paulo (ANDREUCCETTI et al., 2018; ANDREUCCETTI et al. , 2017).

En los EE. UU., el Sistema de Informes de Análisis de Muertes (FARS) recopila datos de muertes por accidentes de tránsito de los 50 estados de los EE. UU., el Distrito de Columbia y Puerto Rico. Este sistema fue creado en 1975, coordinado por el Centro Nacional de Estadísticas y Análisis (NCSA), que a su vez está vinculado a la Administración Nacional de Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) (Administración de Seguridad) del Departamento de Transporte de EE. UU. (NHTSA, 2021a). NHTSA tiene un acuerdo con una agencia en cada estado para proporcionar información sobre las muertes por accidentes de tránsito para que se recopile y se informe a nivel nacional anualmente (NHTSA, 2021b). Los datos se obtienen de diferentes instituciones estatales y se pueden recopilar a través de informes policiales, actas de defunción, informes de autopsias, informes médicos, entre otros. FARS es utilizado habitualmente por investigadores en estudios que implican el análisis del riesgo de accidentes de tráfico y la culpabilidad asociada con el uso de alcohol y otras drogas (CHEN, 2018).

Referencias bibliográficas

AGENCIA NACIONAL DE VIGILANCIA SANITARIA. La lucha contra las drogas ilícitas sintéticas ahora es más fácil. ANVISA, 2017a. Disponible en: https://www.gov.br/anvisa/pt-br/assuntos/noticias-anvisa/2017/combate-a-drogas-ilicitas-sinteticas-fica-mais-facil. Acceso el: 10 dic. 2021.

AGENCIA NACIONAL DE VIGILANCIA SANITARIA. Memoria de Actividades 2015/2016. Grupo de Trabajo de Clasificación de Sustancias Controladas – Ordenanza 898/2015. ANVISA, 2017b. Disponible en: http://antigo.anvisa.gov.br/documents/33868/3233591/Relato%C2%B4rio+completo+vfinal.pdf/0651b912-8261-4560-8eff-5ba42c37cbcf. Acceso el: 10 dic. 2021.

AGENCIA NACIONAL DE VIGILANCIA SANITARIA. Memoria de Actividades 2017/2018. Grupo de trabajo para la clasificación de sustancias controladas (Ordenanza N° 898/2015). ANVISA, 2019, pág. 37. Disponible en: https://www.gov.br/anvisa/pt-br/assuntos/medicamentos/controlados/novas-substancias/arquivos/6669json-file-1. Acceso el: 29 oct. 2021.

AGENCIA NACIONAL DE VIGILANCIA SANITARIA. Resolución - RDC N° 175, de 15 de septiembre de 2017. Dispone sobre la actualización del Anexo I (Listas de Estupefacientes, Psicotrópicos, Precursores y Otras Sustancias Bajo Control Especial) de la Ordenanza SVS/MS N° 344, de 12 de mayo de 1998. Gaceta Oficial: sección 1, Brasilia, DF, n. 180, pág. 33, 15 de septiembre 2017. ANVISA, 2017c.

ANDREUCCETTI G., et al. Alcohol en combinación con drogas ilícitas entre las lesiones fatales en Sao Paulo, Brasil: Un estudio epidemiológico sobre la asociación entre el uso agudo de sustancias y las lesiones. Lesión, 49:2186-92, 2018.

ANDREUCCETTI G., et al. Consumo de alcohol entre heridos fatales en Sao Paulo, Brasil: cerrar la brecha entre la investigación y los servicios de salud en los países en desarrollo. Adicción 112:596-603, 2017.

ARANTES, LC et al. 25I-NBOH: un nuevo y potente agonista del receptor de serotonina 5-HT(2A) identificado en incautaciones de papel secante en Brasil. Toxicología Forense, [sl], v. 35, núm. 2, pág. 408-414, 2017.

ARGENTINA. Creación del Sistema de Alerta Temprana (SAT) en Argentina. 2016a. Disponible en: https://observatorio.gob.ar/media/k2/attachments/creacion_sat_1.pdf.

ARGENTINA. Decreto 33/2017. Modificación. Decreto N° 357/2002, 2017. Disponible en: http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/270000-274999/270697/norma.htm. Acceso el: 29 oct. 2021.

ARGENTINA. La SEDRONAR puso en marcha el Sistema Temprana de Alerta de nuevos medicamentos. 2016b. Disponible en: https://www.argentina.gob.ar/noticias/la-sedronar-puso-en-marcha-el-sistema-de-alerta-temprana-de-nuevas-drogas. Acceso el: 29 oct. 2021.

ARGENTINA. Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM). Informe de Evaluación de las Políticas de Drogas. 2019. Disponible en: http://fileserver.idpc.net/library/Argentina-7thRd-ENG.pdf. Acceso el: 10 dic. 2021.

BÄCKBERG, M. et al. Investigación de productos farmacéuticos recibidos para análisis en el proyecto sueco STRIDA sobre nuevas sustancias psicoactivas. Pruebas y análisis de drogas, [sl], v. 10, núm. 2, pág. 340-349, 2018.

BAUMANN, MH, VOLKOW, ND Abuso de Nuevas Sustancias Psicoactivas: Amenazas y Soluciones. Neuropsicofarmacología: publicación oficial del Colegio Americano de Neuropsicofarmacología, [sl], v. 41, núm. 3, pág. 663-665, 2016.

BERTOL, E. et al. Avances en la identificación de nuevas sustancias psicoactivas: la URITo.N. Consorcio. Diario de Inhibición de Enzimas y Química Medicinal, [sl], v. 32, núm. 1, pág. 841-849, 1 de enero. 2017.

BRANDT, SD et al. El nuevo fenómeno de las drogas. Prueba de drogas anal, [sl], v. 6, núm. 7-8, pág. 587-97, julio-agosto. 2014.

BRASIL. Circular N° 16/2020 Resultado Final. Hace público el resultado final del Aviso Público N° 16/2020 - Programa de Cooperación Académica en Seguridad Pública y Ciencias Forenses (DOU del 01/09/2020, apartado 3, página 74). Gaceta Oficial: sección 3, Brasilia: n. 31, pág. 54, 17 de febrero 2021a. Disponible en: https://www.in.gov.br/es/web/dou/-/edital-n-16/2020-resultado-final-303887927. Acceso el: 10 dic. 2021.

BRASIL. Secretaría de Justicia y Seguridad Pública, Policía Federal. Informe 2018 - Drogas sintéticas. Brasilia: 2018. Disponible en: https://www.gov.br/pf/pt-br/acesso-a-informacao/acoes-e-programas/relatorio-de-drogas-sinteticas-2018/drogas_sinteticas_2018.pdf/view . Acceso el: 10 dic. 2021.

BRASIL. Presidencia de la República. Decreto N ° 9.761, de 11 de abril de 2019. Aprueba la Política Nacional sobre Drogas. Brasília: 11 de abril. 2019. Disponible en: http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2019-2022/2019/decreto/D9761.htm. Acceso el: 10 dic. 2021.

BRASIL. Resolución No. 6, del 3 de agosto de 2021. Crea, con carácter experimental, en el ámbito del Sistema Nacional de Políticas sobre Drogas, el Subsistema de Alerta Rápida sobre Drogas (SAR). Gaceta Oficial: sección 1, Brasilia: n. 164, pág. 143, 3 de agosto. 2021b. Disponible en: https://www.in.gov.br/en/web/dou/-/resolucao-n-6-de-3-de-agosto-de-2021-341350836. Acceso el: 29 oct. 2021.

CENTRO CANADIENSE SOBRE USO DE SUSTANCIAS Y ADICCIONES. CCSA, 2021. Disponible en: https://www.ccsa.ca/ccendu. Acceso el: 29 oct. 2021.

CASTAÑO PÉREZ, GA et al. Consumo de drogas emergentes en Medellín, Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, [sl], v. 42, núm. 3, pág. 248-256, 1 de septiembre. 2013.

CHEN, Q. et al. Imputación múltiple de datos faltantes de marihuana en el Sistema de Informes de Análisis de Fatalidades utilizando un modelo multinivel bayesiano, ácido anal anterior, v. 120, pág. 262-269, 2018.

CHILE. Mesa Nacional de Nuevas Sustancias Psicoactivas. “Coordinación, recopilación y análisis interinstitucional de la información disponible para la actualización de listas de medicamentos”. 2016. Disponible en: https://www.senda.gob.cl/wp-content/uploads/media/estudios/otrosEstudios/2016_informe_mesa_nueva_susstancias_psicoactivas.pdf. Acceso el: 29 oct. 2021.

CHILE. Mesa Nacional de Nuevas Sustancias Psicoactivas. “Coordinación, recopilación y análisis interinstitucional de la información disponible para la actualización de listas de medicamentos”. 2017. Disponible en: https://www.senda.gob.cl/wp-content/uploads/media/estudios/otrosEstudios/2017_Informe_Mesa_Nuevas_Sustancias_Psioactivas.pdf. Acceso el: 10 dic. 2021.

CHILE. NSP y precursores. Descripción, seguimiento, análisis y tendencias de sustancias químicas controladas. 2015. Disponible en: https://www.senda.gob.cl/wp-content/uploads/media/estudios/otrosEstudios/2016_NSP_precursores_descripcion_monitoreo_an%C3%A1lisis_tendencias.pdf. Acceso el: 10 dic. 2021.

CHILE. SENDA lanza inédito sistema para detectar y alertar rápidamente sobre nuevas drogas identificadas en Chile. 18 de noviembre 2020. Disponible en: https://www.senda.gob.cl/senda-lanza-inedito-sistema-para-detectar-y-alertar-de-forma-rapida-sobre-nuevas-drogas-identificados-en-chile /. Acceso el: 10 dic. 2021.

COLOMBIA. El liderazgo policial como factor de transformación en la construcción de la paz. Investigaciones Academia Superior de Policía 2016 – Serie de Investigación 5. Bogotá: Imprenta Nacional de Colombia, 172 p. 2017a.

COLOMBIA. Informe sobre Drogas en Colombia. 2017b. Disponible en: http://www.observatorio.saluddecaldas.gov.co/desca/saludm/reporte_drogas_colombia_2017.pdf. Acceso el: 29 oct. 2021.

COLOMBIA. Resolución 1 de 2016 (ener 15). “Por medio del cual se crea el Sistema de Alerta Temporal en el marco del Observatorio Colombiano de Drogas”. 2016a. Disponible en: http://www.suin-juriscol.gov.co/viewDocument.asp?ruta=Resolucion/30031829. Acceso el: 29 oct. 2021.

COLOMBIA. Sistema de Alerta Tempranas. 2016b. Disponible en: http://www.odc.gov.co/Portals/1/publicaciones/pdf/consumo/sat/SAT-resolucion-001-2016.pdf. Acceso el: 29 oct. 2021.

COMISIÓN INTERAMERICANA PARA EL CONTROL DEL ABUSO DE DROGAS. Boletín informativo: Datos del Sistema de Alerta Temprana para las Américas, v. 1, CICAD, abr. 2020. Disponible en: http://www.cicad.oas.org/oid/pubs/Bolet%C3%ADn%20ENG.pdf. Acceso el: 10 dic. 2021.

COTTLER, LB et al. Presentamos el nuevo Sistema Nacional de Alerta Temprana de Drogas del NIDA. Drug and Alcohol Dependence, [sl], v. 217, pág. 108286, 1 de diciembre. 2020

DE SOUZA BOFF, B. et al. Prevalencia de nuevas sustancias psicoactivas (NPS) sobre LSD en papel secante incautado en el estado de Santa Catarina, Brasil: un estudio retrospectivo de seis años. Internacional de Ciencias Forenses, [sl], v. 306, pág. 110002, 1 de enero. 2020

OBSERVATORIO EUROPEO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS. Evaluación de drogas ilícitas en aguas residuales: avances en la epidemiología de las drogas a base de aguas residuales. OEDT, 2016a. Disponible en: https://www.emcdda.europa.eu/system/files/publications/2273/TDXD16022ENC_4.pdf. Acceso el: 10 dic. 2021.

OBSERVATORIO EUROPEO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS. Directrices operativas del EMCDDA para el Sistema de Alerta Temprana de la Unión Europea sobre nuevas sustancias psicoactivas. OEDT, 2019. Disponible en: https://www.emcdda.europa.eu/publications/guidelines/operating-guidelines-for-the-european-union-early-warning-system-on-new-psychoactive-substances_en. Acceso el: 10 dic. 2021.

OBSERVATORIO EUROPEO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS. Informe Europeo sobre Drogas 2021: Tendencias y novedades. Oficina de Publicaciones de la Unión Europea. OEDT, 2021. Disponible en: https://www.emcdda.europa.eu/system/files/publications/13838/TDAT21001ENN.pdf. Acceso el: 10 dic. 2021.

OBSERVATORIO EUROPEO DE DROGAS Y TOXICOMANÍAS. Nuevas sustancias psicoactivas en Europa: Legislación y enjuiciamiento: retos y soluciones actuales. Luxemburgo: publicación conjunta de Eurojust, Oficina de Publicaciones de la Unión Europea. OEDT, 2016b.

GONZÁLEZ-MARIÑO, I. et al. Epidemiología basada en aguas residuales para monitorear el uso de catinonas sintéticas en diferentes países europeos. Ciencia y tecnología ambiental, [sl], v. 50, núm. 18, pág. 10089-10096, 20 de septiembre. 2016.

GRIFFITHS, P. et al. Cómo la globalización y la innovación del mercado desafían la forma en que pensamos y respondemos al uso de drogas: 'Spice' a case study. Adicción, [sl], v. 105, núm. 6, pág. 951-953, 2010.

HAGAN, A.; SMITH, CA Nuevo Comienzo: Una Visión General de las Nuevas Sustancias Psicoactivas. Forense Res Criminol Int J, [sl], v. 5, núm. 3, pág. 322-333, 2017.

HELANDER, A. et al. Tendencias de drogas y daños relacionados con las nuevas sustancias psicoactivas (NPS) en Suecia de 2010 a 2016: Experiencias del proyecto STRIDA. PLoS One., [sl], v. 15, núm. 4, pág. e0232038-e0232038, 2020.

JOHANSSON, M. et al. Una plataforma analítica general y una estrategia en la búsqueda de drogas ilegales. Revista de Análisis Farmacéutico y Biomédico, [sl], v. 100, pág. 215-229, 1 de noviembre. 2014.

LUETHI, D.; LIECHTI, ME Drogas de diseño: mecanismo de acción y efectos adversos. Archivos de Toxicología, [sl], v. 94, núm. 4, pág. 1085-1133, 1 de abril. 2020

SISTEMA NACIONAL DE ALERTA TEMPRANA DE DROGAS. Aspectos destacados de los informes de 2020 del sitio de la comunidad Sentinel de NDEWS. NDEWS, 2020. Disponible en: https://ndews.org/publications/site-reports/. Acceso el: 29 oct. 2021.

SISTEMA NACIONAL DE ALERTA TEMPRANA DE DROGAS. NDWES, 2021. Disponible en: https://ndews.org/. Acceso el: 29 oct. 2021.

ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD DEL TRÁFICO VIAL. Sistema de informe de análisis de fatalidades (FARS), NHTSA, 2021a. Disponible en: https://www.nhtsa.gov/crash-data-systems/fatality-analysis-reporting-system. Acceso el: 29 oct. 2021.

ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD DEL TRÁFICO VIAL. Sistema de informe de análisis de fatalidades (FARS). Manual de usuario analítico, 1975-2019. NHTSA, 2021b. Disponible en: https://crashstats.nhtsa.dot.gov/Api/Public/ViewPublication/813023. Acceso el: 29 oct. 2021.

OBSERVATORIO DE DROGAS DEL URUGUAYO. Boletín Temprana Sistema de Alerta sobre Drogas – SATdrogas. OUD, 2019. Disponible en: https://www.gub.uy/junta-nacional-drogas/comunicacion/publicaciones/boletin-sistema-alerta-temprana-drogas. Acceso el: 10 dic. 2021.

PEACOCK, A. et al. Las nuevas sustancias psicoactivas: desafíos para la vigilancia de drogas, el control y las respuestas de salud pública. The Lancet [sl], v. 394, núm. 10209, pág. 1668-1684, 2019.

RÁCZ, J. et al. Veni, vidi, vici: La aparición y el dominio de nuevas sustancias psicoactivas entre los nuevos participantes en el programa de intercambio de agujas más grande de Hungría entre 2006 y 2014. Drug and Alcohol Dependence, [sl], v. 158, pág. 154-158, 1 de enero. 2016

RODRIGUES, TB et al. Perfil de agonistas de receptores de cannabinoides sintéticos en papeles infundidos incautados en prisiones brasileñas. Toxicología Forense. 2021.

SANTOS, PFD et al. 2-(4-yodo-2,5-dimetoxifenil)-n-[(2-metoxifenil)metil]etamina o 25i-nbome: caracterización química de una droga de diseño. nueva quimica, [sl], v. 39, núm. 2, pág. 229-237, 2016.

SOUSSAN, C.; KJELLGREN, A. Los usuarios de Nuevas Sustancias Psicoactivas: Encuesta en línea sobre sus características, actitudes y motivaciones. Revista Internacional de Políticas de Drogas, [sl], v. 32, pág. 77-84, 2016.

UNIÓN EUROPEA. Decisión del Consejo 2005/387/JAI, de 10 de mayo de 2005, sobre intercambio de información, evaluación de riesgos y control de nuevas sustancias psicoactivas. Diario oficial de la Unión Europea 2005.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Agosto 2019 – Argentina: 134 NSP bajo control nacional y legislación NSP genérica. UNODC, 2019. Disponible en: https://www.unodc.org/LSS/Announcement/Details/61bc0027-b2b4-40c0-ae57-e160104b6255. Acceso el: 10 dic. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Mecanismos de Alerta Temprana para ARGENTINA. UNODC, 2016a. Disponible en: https://www.unodc.org/LSS/Country/DetailsLegalSystem?code=EWM&country=AR. Acceso el: 10 dic. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Legislación Genérica para BRASIL. UNODC, 2015. Disponible en: https://www.unodc.org/LSS/Country/DetailsLegalSystem?code=GL&country=BR. Acceso el: 10 dic. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Programa Global Synthetics Monitoring: análisis, informes y tendencias (SMART). UNODC, 2008. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/scientific/NPS_Report.pdf. Acceso el: 29 oct. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Informe recopilatorio del Grupo de Acción Internacional sobre Nuevas Sustancias Psicoactivas sobre la implementación de la UNGASS 2016 […] presentado por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en su calidad de Presidente del Grupo de Acción Internacional sobre Nuevas Sustancias Psicoactivas. V. 17, UNODC, 2017. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/commissions/CND/CND_Sessions/CND_60/CRPs/ECN72017_CRP5_V1701512.pdf.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Servicios científicos y de laboratorio. UNODC, 2020. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/scientific/LSS_Marketing_leaflet_6pages_210x210mm_WEB.PDF. Acceso el: 29 oct. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Nuevas sustancias psicoactivas: panorama de tendencias, desafíos y enfoques legales. UNODC, 2016b. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/commissions/CND/CND_Sessions/CND_59/ECN72016_CRP2_V1601405.pdf. Acceso el: 29 oct. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. Aviso de alerta temprana de la UNODC sobre nuevas sustancias psicoactivas. UNODC, 2021. Disponible en: https://www.unodc.org/LSS/Announcement/Details/d45a4db1-4f64-447e-818c-35ce7a2e2278. Acceso el: 10 dic. 2021.

OFICINA DE DROGAS Y CRIMEN DE LAS NACIONES UNIDAS. El reto de las nuevas sustancias psicoactivas. Viena: UNODC, 2013. Disponible en: https://www.unodc.org/unodc/en/scientists/the-challenge-of-new-psychoactive-substances—global-smart-programme.html. Acceso el: 29 oct. 2021.

UNIVERSIDAD FEDERAL DE SAO PAULO. Una nueva amenaza para la salud pública. UNIFESP, 2018. Disponible en: https://www.unifesp.br/noticias-anteriores/item/2200-uma-nova-ameaca-a-saude-publica. Acceso el: 10 dic. 2021.

VAN NUIJS, ALN et al. Estimaciones del consumo de drogas ilícitas derivadas del análisis de aguas residuales: una revisión crítica. Ciencia del medio ambiente total, [sl], v. 409, núm. 19, pág. 3564-3577, 1 de septiembre. 2011.

VERRIER, M. Cortando el Flujo: Argentina como Caso de Éxito contra el Narcotráfico 2016–2019. Revista de economías ilícitas y desarrollo, [sl], v. 2, núm. 1, pág. 21-28, 2020.

WELTER-LUEDEKE, J.; MAURER, HH Nuevas Sustancias Psicoactivas: Química, Farmacología, Metabolismo y Detectabilidad de Derivados de Anfetamina con Sistemas de Anillo Modificado. Monitoreo de Drogas Terapéuticas, [sl], v. 38, núm. 1, pág. 4-11 de febrero 2016

ZUCCATO, E. et al. Cocaína en aguas superficiales: una nueva herramienta basada en evidencia para monitorear el abuso de drogas en la comunidad. Salud Ambiental, [sl], v. 4, núm. 1, pág. 14, 5 de agosto 2005.

EnglishPortugueseSpanish