Centro de excelencia para la reducción de la oferta de drogas ilícitas

Informe de la UNODC trae datos sobre el tráfico de cocaína entre América Latina y Europa

Con sitios de producción bien definidos en América del Sur y grandes mercados de consumo tanto en América como en Europa, el mercado de la cocaína y las rutas de tráfico global representan una amenaza transnacional. Estimaciones recientes sugieren que solo en Europa occidental y central, alrededor de 4,4 millones de personas han consumido cocaína en el último año, lo que la convierte en la segunda droga más popular en la región, después de la marihuana.

En este contexto, la Sección de Investigación y Análisis de Tendencias de la UNODC y Europol lanzaron la nueva serie: “Cocaine Insights”. El primer informe, que se centra en el comercio de cocaína de América Latina a Europa, destaca un aumento significativo en la oferta del narcótico, una diversificación de los grupos traficantes y cambios en los puntos de entrada a Europa. El segundo informe, a su vez, tiene como tema las diferentes formas de producción y consumo de cocaína en el mundo, incluyendo información sobre el consumo de crack en América del Sur.

Desarrollada por UNODC bajo el programa CRIMJUST y en cooperación con socios y partes interesadas regionales, nacionales e internacionales, la serie trae los últimos hallazgos sobre tendencias y otros temas relacionados con los mercados de cocaína, en un formato accesible e informativo. Esta serie de publicaciones cubrirá temas y desarrollos relacionados con el tráfico de cocaína, su impacto y perspectivas futuras.

Brasil en la cadena del tráfico de cocaína

Uno de los principales hallazgos del estudio es el desplazamiento del epicentro del mercado de la cocaína en Europa hacia el norte del continente. El mayor uso de envíos en contenedores en los puertos de Amberes, Rotterdam y Hamburgo ha consolidado el papel de los Países Bajos como punto de parada y ha provocado que la costa del Mar del Norte de Europa continental supere a la Península Ibérica como principal punto de entrada de cocaína.

Los datos de incautaciones aún apuntan a un aumento relativo en la cantidad de estupefacientes que ingresan a través de Bélgica, principalmente a través del puerto de Amberes. Hasta hace poco, Colombia era la principal fuente de cocaína que llegaba a territorio belga, pero en 2019 Brasil asumió esta posición.

El estudio también analiza el papel de las redes criminales europeas y su colaboración con los carteles colombianos y otros productores en América Latina, destacando una presencia ya establecida en territorio brasileño. El informe trae el ejemplo de la organización mafiosa italiana 'Ndrangheta', que en los últimos años ha establecido una presencia en Brasil para asegurar el flujo de actividades ilícitas a los mercados de consumo.

También es destacable la presencia de grupos criminales albaneses en territorio latinoamericano. Los informes indican que desde 2012, los grupos de habla albanesa se han vuelto influyentes en puertos estratégicos tanto en América del Sur, incluido Brasil, como en Europa.

Los albaneses, de hecho, son los únicos que están por delante de los brasileños en el análisis de la nacionalidad de los extranjeros encarcelados en Europa en el contexto de las incautaciones de cocaína. De 2018 a 2020, 257 brasileños fueron arrestados, en comparación con 266 albaneses.

> Ir a:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish